Hoy me vestí de imposible

Hoy me vestí de imposible
Mis ojos, como los ojos lejanos de la pena
lloraron en la almohada
Hoy me vestí de nubes sin altura
de casaca roja y distraída
Desnudé sobre el cieno mi envoltura gris
opaco me bañé sobre tu cieno

Hoy purgué mis reproches
ya no convive el tiempo en mi memoria
ya no rimo
la flor y la experiencia
como unicornio enfermo me sonrío
con mi espejo ambulante
me sueño en duermevela
soy planta que se corre
cono, esfera
animalito blanco en el desierto
una introvertida semilla en el riachuelo
una palanca
de mísera extensión
Hoy la conciencia observa
a la conciencia
desde un palco marrón
el tiempo hecho cenizas se detiene
en el momento justo
e intenta solapado atenuante
disimular el frío y el adiós.

_______

(Del libro azul migaja)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *