Oda a la mujer

Te idealizo porque éste es el camino
donde el verdadero amor quema lo vano
el milagro más grande se hace humano
y el hombre acaricia lo divino (más…)

A Isis

Ella es la que ha sido es y será
y ningún mortal ha levantado jamás su velo

Ella es la transgresora
tez coraza
huracanes se acoplan en su espalda
Ella es la impenetrable
la imposible
el sol hace un embudo hacia su vientre
cruel amanecer
noche estruendosa
secreta sinusoide del destino
(más…)

Aquello

Aquello que nos queda es lo que huye
palabras en el viento fugitivas
aquello que batalla en nuestras sienes
transrealidad perecedera inalcanzable
es lo que escapa
es la imagen del presente inacabable (más…)

Si el poeta no se consumiera

Si el poeta no se consumiera
como una antorcha pagana en la espesura
errante de la niebla
como una lámpara vaga
como un cirio
en la obscuridad latente
en el enigma
en la duda indudable en la aspereza
de la insoportabilidad infinita del no ser (más…)

Soneto en epitafio

Aquí yace dormido un tal Silvero
la estadística oficial le da por muerto
Aquí mora, tranquilo, mudo y yerto
el ex-simio poeta misionero (más…)

Ahora que el poema se ha vencido

Ahora que el poema se ha vencido
en la caricatura magra en movimiento
en el filme mediático del karma
en cada secuencia un miedo
ahora que la musa va rodando
distraida
vestida de circunstancia
al país del más jamás
a la favela del destierro

(más…)

Hoy me vestí de imposible

Hoy me vestí de imposible
Mis ojos, como los ojos lejanos de la pena
lloraron en la almohada
Hoy me vestí de nubes sin altura
de casaca roja y distraída
Desnudé sobre el cieno mi envoltura gris
opaco me bañé sobre tu cieno (más…)

Dime quién

¿Qué fría inmobiliaria darte pudo
un sitio tan distante de mi sueño
qué ogro mundanal se hizo dueño
de tu mente y la trocó en escudo?

¿Qué sádico sin causa hizo un nudo
en el centro exacto de mi ensueño
y quién el diablo cruel que puso leño
al dolor para hacerlo más agudo?

¿Dime quién sin el mínimo sentido
borró de mi piel la primavera
y de tu oído lejano mi latido?

¿Quién pero quién pone barrera
a mi sed y me quiere ver rendido
hasta convertirme en calavera?

 

_____

(Del libro Sonetos Ideales)

El caso Agapito

El caso Agapito llamó mucho la atención en Los Lapachos, un apartado pueblo del sur de Corrientes. Agapito comenzó a sentir las primeras sensaciones raras allá por marzo del 2003. Era como una nube de malestar que caía de repente sobre su cabeza, tomándolo por completo en cuestión de segundos, pero bastaba para causar el efecto más extraño del que se tenga referencia en el pueblo: todos los objetos metálicos que se encontraban cerca sufrían inmediatamente algún cambio, una transformación, no de esencia sino de forma. Su “poder” tenía un alcance aproximado de dos metros a la redonda. (más…)

Mi poesía

Mi poesía es libre dependencia
descreído y escéptico amuleto
continuo movimiento siempre quieto
pegada a tu piel sin adherencia

Una perfecta y circular falencia
y una resistencia hecha panfleto
Es un atrevimiento con respeto
demorado tal vez por la emergencia

Es la luz que habita tras tu sombra
cuadratura de la circunferencia
obscuro barro y roja alfombra

Mi poema es así, casi una ciencia
de día espejo que te asombra
de noche aguijón en tu conciencia


___________

(Del libro Sonetos Ideales)